Vecinos de la Costa
San José del Rincón

Juicio Contra Narco de Alto Verde Vendía en Santa Fe y la Costa

El Tribunal Oral Federal (TOF) de Santa Fe dió inicio este jueves 17 de mayo al juicio contra Sergio “El Zurdo” Villarroel, preso desde diciembre de 2016, cuando fue capturado en su casa de Alto Verde, acusado de liderar una banda narco que manejaba el negocio de la droga en la capital provincial y zonas aledañas. En la misma causa, hay otras cuatro personas que serán enjuiciadas: Déborah Flores, pareja de Villarroel; Cristian Gamarra y Luis González (ambos sindicados como subalternos del principal imputado); y Martín Beilis, en un rol de vendedor de estupefacientes al menudeo.

El TOF estará integrado por los jueces María Ivón Vella, Luciano Homero Lauría y José María Escobar Cello, quienes escucharán los cargos que dictará el fiscal general de Santa Fe, Martín Suárez Faisal. Por su parte, la defensa de Villarroel, Flores, González, Beilis, estará a cargo del abogado Claudio Torres Del Sel, mientras que Gamarra será defendido por Hilda Knaeblein.

Desde Alto Verde

La detención de Villarroel se produjo en la mañana del sábado 10 de diciembre de 2016 en su domicilio de Alto Verde, escenario de uno de los 20 allanamientos realizados ese mismo día en dicho barrio costero, en San José del Rincón y otros barrios de la capital santafesina. Estaba siendo investigado por la sección Inteligencia de la Dirección de Control de Adicciones de Santa Fe desde el 2015, en coordinación con la Justicia Federal.

En los operativos simultáneos, la policía le secuestró 1,1 kg de cocaína, una pistola 1125, dos escopetas, dos cajas de municiones, 280 mil pesos, cheques, varias tablets, varias computadoras y teléfonos celulares, además de vehículos y motovehículos.

El “Zurdo” montó una empresa ilegal en Alto Verde desde donde vendía drogas a distintos lugares de la región. Como pantalla ofrecía el servicio de televisión por cable en el distrito costero. También creó un club de fútbol desde donde realizaba actividades sociales y recreativas.

El modus operandi de la banda

La investigación que tumbó al capo narco de Alto Verde y su banda se inició por una denuncia anónima al 0800 de Gendarmería Nacional que identificaba a tres presuntos kioscos de venta de droga.

El expediente del 29 de abril de 2014 fue remitido a la Fiscalía Federal N° 2 para su investigación. Cuando comenzaron las primeras diligencias investigativas no sólo se constató el domicilio del conocido “Zurdo” Villarroel en la manzana 1 de Alto Verde sino también se empezó a desentrañar una serie de acciones ilegales realizadas “con la supuesta protección de las personas que viven en la zona”.

Los detenidos en este megaoperativo se dedicarían a comercializar la droga o transportarla para su posterior distribución. La mujer recibía instrucciones por parte de su pareja (Villarroel) y comercializaría los estupefacientes abasteciendo a vendedores de menor cuantía (entre ellos su propia madre y una hermana) y otra personas.

Los nombrados utilizarían comercios como pantallas para el narcomenudeo. Tal es el caso de Gamarra quien trabajaba con su mujer, su tía y una empleada de la pollería de Castelli 3600 allanada por las actividades delictivas. Se presume que el procesado cumplía el rol de comprar, almacenar, estirar, fraccionar, distribuir y vender utilizando incluso a su cuñado como delivery en Alto Verde y el resto de la ciudad. También constataron maniobras compatible con el tráfico de estupefacientes en tres viviendas medianeras al Alto Verde Cable.

Los elementos probatorios reunidos con las tareas investigas previas a los allanamientos, las intervenciones telefónicas y los efectos secuestrados concluyen que Villarroel y los otros imputados habrían coordinado el transporte de importantes cantidades de estupefacientes desde la Provincia de Formosa. Según el juez, “el hecho de que no hayan tenido en su poder gran cantidad de material estupefaciente en ocasión de practicarse sus requisas, no puede ser considerado a los fines de restar tipicidad a su accionar (…) se han reunido los elementos probatorios suficientes, claros, precisos y concordantes que acreditan su responsabilidad”

“Pueden percibirse conversaciones donde Villarroel aisla a otras personas el momento en que podrían llegar a su vivienda de Alto Verde teniendo en cuenta la presencia policial en la zona.  También reflejan la amplitud de las conductas llevadas a cabo en relación al tráfico de droga por ejemplo al hacer referencia a la compra de carbón y soda cáustica, ésta última utilizada como precursor químico para la fabricación de cocaína. Además, hay una serie de conversaciones con una persona que estarían encargada de gestionar negocios de inmuebles, dinero en moneda extrajera y vehículos en que participaría Villarroel con una persona de Entre Ríos”, agrega.


FUENTE:
 LT10

Deja tu comentario

Related posts

En San José del Rincón, 8 Listas Competirán en las PASO

Redaccion VC

El Transporte Interurbano en el Área Metropolitana

Redaccion VC

Rincón: Resultado de las PASO, Marchi y Amati Grandes Ganadores

Redaccion VC