Vecinos de la Costa
Actualidad

Las Fiestas Serán un 50 % Más Caras que el Año Pasado

La mesa navideña será un 50 por ciento más cara que el año pasado. Así lo determinó un informe del Centro de Economía Política Argentina (Cepa) que realizó un relevamiento del costo de una cena para seis comensales incluyendo asado, picada y helado de postre además de bebidas alcohólicas y gaseosa, el típico consumo familiar para Nochebuena.    

Según el informe del Cepa, este año la mesa dulce caerá más pesada… al bolsillo. Un champán, una sidra, dos pan dulces, un budín y frutas secas tendrán un costo aproximado de 945 pesos, mientras que en 2017 sumaban 530. “Se trata de una suba del 78 por ciento en apenas un año y de 216 por ciento en los últimos tres años ya que los mismos productos costaban 298 pesos en diciembre de 2015”, se resaltó en el estudio.

Por el lado de las denominadas cajas navideñas el incremento de precios de un año a otro fue del 68 por ciento y de 156 por ciento si se lo coteja con las cajas del programa de Precios Cuidados vigente en diciembre de 2015.

“La suba de un 54 por ciento de los productos que componen la cena y la mesa dulce contrasta con el incremento del salario mínimo vital y móvil, que durante el período crecerá apenas un 28 por ciento. De esa relación se deduce que, en 2018, se pueden adquirir 2,7 cenas y mesas dulces con un haber mínimo, mientras que en 2017 se podían comprar 3,3. Esto implica una pérdida de poder adquisitivo de 17 por ciento. Si se considera los precios de 2015, la pérdida asciende a 41 por ciento, dado que en aquellas fiestas podían adquirirse 4,6 cenas y mesas dulces”, se comparó en el informe del Cepa.

Para los que se suman al ritual de armar el arbolito y decorar los ambientes con motivos navideños, costará un 30 por ciento más que el año pasado. En otro suceso antifestivo, vale mencionar que el fernet está dentro de la escala de aumentos más elevados, con un 566 por ciento desde diciembre de 2015. En tanto, los precios de la lechuga y el helado treparon un 400 por ciento. Lo mismo el queso pategrás o la gaseosa cola que lo hicieron un 324 por ciento y 300 por ciento, respectivamente. El pan dulce, en tres años, se encareció un 260 por ciento y las frutas secas un 312 por ciento.

Las subas desorbitantes en las góndolas y los recortes salariales se reflejan en la caída sostenida del consumo popular. En noviembre, el consumo sufrió un retroceso interanual de más del 15 por ciento, el porcentaje más alto del año, según datos recolectados por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (Came) sobre la evolución de las ventas minoristas en el país.

El relevamiento de la entidad que agrupa a los comerciantes indicó que el 83,3 por ciento de los negocios reconocieron haber percibido una caída en sus ventas con respecto al año anterior. En el rubro alimentos y bebidas la contracción interanual llegó al 9,3 por ciento. Todo esto llevó a los argentinos a readaptar hábitos de consumo (ajustarse los cinturones) a los tiempos que corren.

 

Deja tu comentario

Related posts

BOMBEROS EQUIPADOS

Mauro

New York’s first women-only boxing club is here

Mauro

Of Course They Don’t Want Us To Eat Our Breakfast

Mauro